Día, tarde o noche, no hay horario para usar brillos